Archivos de la categoría Noticias

Herramientas para predecir

La ejecución del proyecto Collaborate posibilitó desarrollar en instituciones científicas cubanas modelos numéricos destinados a mejorar la efectividad de los pronósticos meteorológicos, marinos y pesqueros

Autor: | orfilio@granma.cu

La Doctora en Ciencias Ida Mitrani, del Centro de Física de la Atmósfera del Instituto de Meteorología, dirige el proyecto por la parte cubana. Foto: Peláez, Orfilio

El desarrollo alcanzado por el conocimiento humano puso de manifiesto que actividades económicas como la pesca dependen en gran medida de la evolución de los ecosistemas marinos, del estado del tiempo y el clima, y del comportamiento de las corrientes oceánicas.

También pueden influir de manera desfavorable en las capturas las acciones dañinas provocadas por el propio hombre, en particular los derrames de hidrocarburos que ocupan el primer lugar en las afectaciones a la vida en el mar.

Para estudiar mejor los aspectos enunciados y lograr hacer vaticinios más certeros, en los últimos tiempos cobró notable auge a nivel internacional el empleo de modelos numéricos cada vez más eficaces.

Estos consisten en conjuntos de ecuaciones matemáticas que se procesan mediante complejas operaciones de computación, y son capaces de representar la circulación atmosférica y oceánica con todas las variables correspondientes.

Figuran en la relación el viento, la lluvia, presión, temperatura del aire y del agua, las corrientes marinas, las nubes, las trayectorias de huracanes, el oleaje y el transporte de las manchas de petróleo, así como el de las larvas y huevos de especies comerciales, entre otras.

A partir del interés mostrado por el Reino de Noruega de establecer programas de colaboración con Cuba en el sector de la industria pesquera, incluida la acuicultura, y tomando en cuenta la importancia de la información mencionada para el buen desempeño de esas actividades, en el 2012 ambos gobiernos acordaron poner en marcha el proyecto Colla­borate.

Este tiene la finalidad de fomentar en nuestro país el desa­rrollo de capacidades en la modelación numérica, relacionada con la circulación regional oceánica, el desplazamiento de derrames petroleros, y la interacción biofísica con el ambiente, en un clima variable y en proceso de cambio.

Participan en representación del país nórdico especialistas del Instituto de Inves­ti­gacio­nes Marinas de Bergen, liderados por el Doctor en Ciencias Biológicas Erlend Mok­ness, y del Instituto de Meteorología de la propia nación europea.

Intervienen por la parte cubana el Instituto de Meteorología (Insmet), el Centro de Investigaciones Pesqueras, y el Instituto de Ocea­nología, bajo la dirección de la Doctora en Ciencias Físicas Ida Mitrani Arenal, miembro de la Academia de Ciencias de Cu­ba e investigadora titular del Centro de Física de la Atmósfera, de la primera entidad mencionada.

Muestra del equipamiento de laboratorio adquirido por Cuba para las investigaciones marinas. En la gráfica aparece Beatriz Álamo, especialista del Instituto de Oceanología. Foto: Cortesía de la entrevistada

CARTERA DE RESULTADOS
Como refiere a Granma la doctora Mitrani, al cierre del 2014 el proyecto había tributado importantes aportes científicos para Cuba, cuya aplicación repercute en la mejoría de la calidad de los servicios meteorológicos y oceanográficos, y en lo relacionado con la adecuada explotación de los recursos pesqueros.

Asimismo son de suma utilidad en la protección y mitigación de daños a la población y el medio ambiente ante situaciones de desastre de origen natural o antrópico, además de facilitar la evaluación de los impactos del cambio climático previsto, la variabilidad natural del clima y los derrames de hidrocarburos, sobre los ecosistemas marinos.

Mencionó entre los principales resultados el poder disponer con carácter operativo de un sistema de modelos numéricos que aumentan la eficiencia e inmediatez de los pronósticos marítimos y el tiempo, y la implementación de dos específicos dirigidos a predecir la sobreelevación del nivel del mar en presencia de eventos meteorológicos extremos.

Llama la atención el modelo Petromar, creado por investigadores del Centro de Meteorología Marina del Insmet, usado ya de forma exitosa en la predicción del desplazamiento de hidrocarburos vertidos en el golfo de México.

Otras ventajas a destacar son la asimilación de un modelo biofísico para calcular el movimiento de larvas de especies comerciales, —logrado conjuntamente por el Centro de In­ves­tigaciones Pesqueras y el Instituto de Oceanología—, la localización de larvas y áreas de desove de peces de interés económico mediante el uso de técnicas acústicas, y la estimación del régimen de escurrimiento del río Cauto, con el objetivo de valorar su influencia en el hábitat de estos.

La doctora Mitrani precisó que a partir de los trabajos científicos del proyecto Collaborate fueron confeccionados cuatro libros con fines didácticos, titulados Meteorología marina, Inundaciones costeras en Cuba y tendencias, El aumento del nivel del mar en las costas cubanas, y La agenda de pesca en Cuba.

“Con el financiamiento conferido por el gobierno noruego pudieron adquirirse,  para las tres instituciones cubanas involucradas, modernos medios computacionales y equipos de laboratorio, destinados al procesamiento de datos y a las investigaciones del medio marino, respectivamente”.

En opinión de la especialista, los beneficios del proyecto Collaborate incluyen también el entrenamiento y capacitación de jóvenes científicos cubanos en el uso de los modelos numéricos más avanzados, y su participación en diversos eventos internacionales sobre el tema.

Su ejecución facilita, sin duda, un mejor entendimiento de los mecanismos implicados en el proceso de interacción océano-atmósfera, herramienta clave a la hora de emitir predicciones anticipadas más certeras.

 

facebooktwittergoogle_plusmail

Un Buró de Captura en la historia

Por Dixy Samora Guilarte
Cumplir con los niveles de pesca planificados y ampliar los horizontes productivos son dos de las aspiraciones de los pescadores manzanilleros pertenecientes a la Empresa Pesquera Industrial (EPIGRAN) de la provincia de Granma, Cuba y así lo reafirmó Juan Manuel Morales Tornet, especialista del Buró de Captura (BC) de esta entidad, quien accedió a una entrevista para nuestra publicación, durante un viaje de muestreo a bordo del barco Camaronero VIde la propia empresa donde de manera sistemática realizan toma de muestras y otras actividades propias del BC.
Los Buró de Captura son estructuras que existen en todas las empresa pesqueras del país pertenecientes al MINAL, cuyo objetivo es recopilar y mantener actualizada la información primaria de la estadística pesqueras, industriales y algunas de carácter económico, de las especies de mayor importancia con el nivel de detalle requerido en cada caso.
Realizar muestreos biológicos, con la prioridad y en la forma orientada para cada especie. Enviar sistemáticamente al CIP la información primaria obtenida en el desempeño de las funciones anteriores y con el grado de procesamiento que se requiere.
– ¿Cómo se han comportado los niveles de captura de los últimos años? Pese a la crisis que tuvimos con la captura del camarón por un período de 5 años con veda, hoy se adoptan una serie de medidas para reestablecer este tipo de pesca, tal vez no todo lo que esperamos, pero el inicio ha sido bueno. Comenzamos con cuotas menores hasta poder llegarle hoy a las 50 toneladas de esta especie marina, este año esperamos obtener un poco más.
– Con respecto a la escama te puedo decir que se comporta relativamente bien, hay una relación normal entre años anteriores y este dos mil 14, incluso diría que hacemos un mayor esfuerzo si tenemos en cuenta que hace unos años atrás contábamos con mayor número de embarcaciones y hoy contamos con menos barcos, pero el nivel de captura se mantiene, pues cumplimos con los planes previstos.
– ¿Cuáles son las perspectivas del BC de Manzanillo?
– Hoy presentamos problemas con el cultivo del ostión, y estamos planificando una buena siembra, además de la que actualmente tenemos para tratar de resolver los problemas que enfrentamos con esta especie. Iniciaríamos en enero del próximo año con nuestras capturas normales que son 510 ton. También hay otras perspectivas de trabajo, como fortalecer las relaciones con el CIP, realizar el IV Taller Protección del Golfo de Guacanayabo, el cual contribuye a la divulgación de resultados productivos y logros de investigación, importantes a tener en cuenta para el estudio y desarrollo de nuestra región. Esta reunión ya en su cuarta edición se realiza de conjunto con el CIP y ya se convierte en una cita obligada para los investigadores y decisores de la provincia y del país, pero aún va creciendo. Como ve es un camino largo y de trabajo para el 2015 y esperamos más.
– ¿Qué es lo más desean hacer y no han podido?
– Hacer una buena granja de ostiones, que nos de alrededor de 300 toneladas a parte del plan de producción, y por supuesto sumarle esta cifra a la meta del año.
Para hacer esto que queremos, el recurso está, tenemos recursos para echar a andar la granja, pero nos ha faltado tiempo, tal vez espacio, creo que la captura del camarón no roba mucho tiempo, también el ostión que hoy tenemos contaminados nos ocupa bastante, y no queremos hacer otras cosas sin resolver todo lo que tenemos pendiente.
– Ya hicimos un primer intento, así que en cuanto podamos arrancamos con esta granja que tenemos en mente. – Conocí a través de la prensa local de Manzanillo que hoy ustedes enfrentan una contaminación que les ha afectado la captura de ostiones. ¿Qué puede decirnos al respecto?
– Nosotros los manzanilleros tenemos un nivel de captura de ostión en el río Cauto, este es un ostión de fondo que se llama (Cassostrea virgínica), es un ostión muy grande, que posee una gran cantidad de proteína; y lo que provocó la muerte de esos organismos fue la producción del central del Grito de Yara, al cual se le desbordaron las lagunas de oxidación y el moto fue a parar al río Cauto y esta situación provocó que este año no podamos pescar en el río.
– ¿Cuál es la influencia que tiene el Centro de Investigaciones Pesqueras de La Habana en los resultados que hoy muestra el Buró de Captura de Empresa Pesquera Industrial de Manzanillo?
– El CIP tiene buenas relacionas con nuestra empresa, participa con nosotros en todos los muestreos y monitoreos con el camarón, la escama, ostiones, el medio ambiente, y la contaminación acuática en general. Además es uno de los centros rectores que se ha responsabilizado durante mucho tiempo con la superación de técnicos y otros especialistas de la pesca en Manzanillo. Los hombres que hoy conforman el Buró de Captura de la Empresa Pesquera Industrial (EPIGRAN) de la provincia de Granma, Cuba, hoy tienen varias perspectivas, las cuales están dirigidas al desarrollo social y al cuidado del medio ambiente. Elevar los niveles de productividad y el cuidado de las espacies marinas son dos de las tareas a cumplir con sus propias manos, y que a partir de los resultados que se obtengan será un BC que quedará en la historia de la pesca.
facebooktwittergoogle_plusmail

Urgen medidas para reducir los riesgos cada vez mayores que plantean los productos químicos para la salud y el medio ambiente: Informe de la Organización de la ONU

El aumento del uso y la dependencia de los productos químicos en las economías de los países en desarrollo incrementa el riesgo de exposición a sustancias peligrosas

Un nuevo estudio indica que la gestión adecuada de los productos químicos puede redundar en importantes beneficios económicos y apoyar la economía verde

Ginebra / Nairobi / México DF/ Nueva York, 5 de septiembre de 2012 ‑Según un nuevo informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), los gobiernos y la industria deben tomar medidas de manera coordinada y urgente para reducir los riesgos cada vez mayores que plantea para la salud humana y el medio ambiente la gestión insostenible de los productos químicos en todo el mundo.

Estos riesgos se ven agravados por un hecho que se está arraigando cada vez más: la transferencia de la producción, uso y eliminación de los productos químicos desde los países desarrollados a los países con economías emergentes y países en desarrollo, donde las garantías y normas suelen ser menos estrictas, según el informe.

El informe del PNUMA Perspectivas de los productos químicos a nivel mundial, publicado hoy, pone de relieve la importante carga económica que imponen los peligros planteados por los productos químicos, especialmente en los países en desarrollo.

El informe revela que los costos estimados por las intoxicaciones por plaguicidas en el África subsahariana superan en la actualidad el total anual de la ayuda exterior para el desarrollo que recibe la región para los servicios básicos de salud, sin contar el VIH/SIDA.

Entre 2005 y 2020, el costo acumulado de las enfermedades y lesiones asociadas a los plaguicidas en las explotaciones agrícolas de pequeña escala del África subsahariana podría alcanzar los 90.000 millones de dólares.

La gestión racional de los productos químicos puede reducir estas cargas financieras y para la salud, además de mejorar los medios de vida, ayudar a los ecosistemas, reducir la contaminación y fomentar el desarrollo de tecnologías verdes, según revela el estudio.

La publicación de este informe, que constituye la primera evaluación exhaustiva de este tipo, tiene lugar después de que en junio, en la Cumbre de Río+20, los países reafirmaron su compromiso de evitar el vertido ilegal de desechos tóxicos, desarrollar alternativas más seguras a las sustancias químicas peligrosas en los productos y aumentar el reciclado de residuos, entre otras medidas.

Mediante el examen de las tendencias mundiales de los productos químicos y sus implicaciones económicas, el informe del PNUMA señala los enfoques más eficaces que pueden adoptar los responsables de la toma de decisiones para hacer realidad estos compromisos.

“Las comunidades de todo el mundo ‑ en particular las de los países emergentes y en desarrollo ‑ dependen cada vez más de los productos químicos, desde los fertilizantes y productos petroquímicos hasta los plásticos y productos electrónicos, para su desarrollo económico y para mejorar sus medios de vida”, afirmó el secretario general adjunto de la ONU y director ejecutivo del PNUMA, Achim Steiner.

“Pero los beneficios que pueden generar los productos químicos no deben obtenerse a expensas de la salud humana y el medio ambiente. La contaminación y las enfermedades relacionadas con el uso, la producción y la eliminación insostenibles de los productos químicos pueden, de hecho, obstaculizar el progreso hacia los objetivos clave de desarrollo al afectar al suministro de agua, la seguridad alimentaria, el bienestar o la productividad de los trabajadores. Es por ello que la disminución de los riesgos y la mejora de la gestión de los productos químicos ‑ en todas las etapas de la cadena de suministro ‑ son un componente esencial de la transición a una economía verde con bajas emisiones de carbono, eficiente en el uso de los recursos e inclusiva”, agregó Achim Steiner.

En la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible, celebrada en 2002 en Johannesburgo, los Estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas fijaron la meta de que para 2020, los productos químicos se produzcan y utilicen de forma que reduzcan al mínimo los efectos adversos significativos sobre la salud humana y el medio ambiente.

“El análisis económico presentado en Perspectivas de los productos químicos a nivel mundial demuestra que la gestión racional de los productos químicos es una esfera que tiene tanta validez como la educación, el transporte, la infraestructura, los servicios directos de atención de la salud y otros servicios públicos esenciales. Esto podría fomentar la creación de muchos empleos y medios de subsistencia verdes, decentes y saludables para los países desarrollados y en desarrollo “, explicó la Dra. María Neira, Directora de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS.

“Una gestión efectiva a largo plazo de los productos químicos y los residuos sienta las bases para una economía verde pujante, para garantizar un entorno más saludable y para una distribución más justa de los beneficios del desarrollo en todos los estamentos de la sociedad”, agregó la Dra. Neira.

En los últimos años, las convenciones internacionales, los gobiernos y las corporaciones han tomado medidas importantes en el desarrollo de las capacidades nacionales e internacionales para la gestión segura y racional de los productos químicos.

Pero el informe Perspectivas de los productos químicos a nivel mundial afirma que no se han realizado adelantos al ritmo deseado y que los resultados a menudo no son suficientes.

  • De las aproximadamente 140.000 o más sustancias químicas que se encuentran en el mercado hoy en día, sólo se ha hecho una evaluación exhaustiva de una fracción para determinar sus efectos en la salud humana y el medio ambiente.
  • Se calcula que hasta el 75% de los residuos electrónicos generados en Europa y aproximadamente el 80% de los generados en los Estados Unidos van a un paradero desconocido.
  • Las intoxicaciones por productos químicos industriales y agrícolas se encuentran entre las cinco principales causas de muerte en el mundo: provocan más de 1 millón de muertes al año y generan 14 millones de años de vida ajustados en función de la discapacidad. El volumen de accidentes de trabajo involuntarios relacionados con productos químicos sigue aumentando rápidamente.

Tendencias mundiales de los productos químicos: impactos en el medio ambiente y la salud
En los países en desarrollo y con economías emergentes, los productos de la industria química ‑ tales como colorantes, detergentes y adhesivos, entre otros ‑ están reemplazando rápidamente los productos tradicionales de origen vegetal o animal o a base de cerámica.
Según el informe del PNUMA, las ventas mundiales de productos químicos van a aumentar alrededor de un 3% al año hasta 2050.
Se calcula que África y el Oriente Medio registrarán un incremento promedio del 40% en la producción de productos químicos entre 2012 y 2020, y que en América Latina el aumento será de un 33%.
El aumento del uso y la dependencia de los productos químicos, destacados en el informe del PNUMA, significa que los productos químicos sintéticos se están convirtiendo rápidamente en los principales componentes de las corrientes de desechos y de la contaminación en todo el mundo ‑ lo cual aumenta la exposición de las personas y de los hábitats a los riesgos químicos.

  • En Ecuador, el agua potable y de baño utilizada por los pobladores cerca de un lugar de extracción de petróleo contenía niveles de hidrocarburos de petróleo hasta 288 veces superiores a los aceptados por las normas de la Comunidad Europea.
  • En un estudio de 2009 se examinaron 212 productos químicos usados en los Estados Unidos y se detectó la presencia de todos ellos en una parte de la población nacional.
  • En las clasificaciones armonizadas de la UE hay más de 3000 productos químicos clasificados como tóxicos para la vida acuática, con niveles de toxicidad que van desde “muy tóxico” a “tóxico con efectos nocivos duraderos”.

Los factores que dan lugar a las mayores preocupaciones ambientales son, entre otros, la contaminación con plaguicidas y fertilizantes de los ríos y lagos, la contaminación por metales pesados asociados con la producción de cemento y la producción textil, y la contaminación por dioxinas proveniente de la minería.

La escorrentía que arrastra fertilizantes y plaguicidas contribuye al aumento de “zonas muertas” en las aguas costeras, a las que les falta oxígeno.
Según el quinto informe del PNUMA Perspectivas del Medio Ambiente Mundial, publicado en junio de 2012, solo se están recuperando 13 de de las 169 zonas costeras muertas del mundo.

Los contaminantes orgánicos persistentes (COP) pueden transportarse a grandes distancias en el aire y luego depositarse sobre los recursos de la tierra y el agua. Estos productos químicos pueden acumularse en los organismos a medida que van subiendo en la cadena trófica.

El mercurio, por ejemplo, es transformado por organismos acuáticos en compuestos que pueden alcanzar decenas de miles de veces la concentración a la que se encontraba originalmente en el agua.

Además de dañar la biodiversidad, este fenómeno puede tener un efecto grave en la pesca ‑ una fuente importante de proteínas y sustento para millones de personas del mundo entero.

Tendencias mundiales de los productos químicos: implicaciones económicas

Según el informe Perspectivas de los productos químicos a nivel mundial, una transición hacia la producción, el uso y la eliminación sostenibles de los productos químicos puede generar importantes beneficios económicos derivados del desarrollo, la reducción de la pobreza y la reducción de los riesgos para la salud humana y el medio ambiente.

A raíz de una mala gestión de los productos químicos, se está incurriendo en gastos de miles de millones de dólares en todo el mundo, que en su mayoría no recaen en los fabricantes u otros actores en la cadena de suministro, sino en los sistemas de bienestar social o en los propios individuos.

  • Se estima que la mala gestión de los compuestos orgánicos volátiles ha generado pérdidas económicas mundiales por valor de 236.300 millones de dólares de los Estados Unidos.
  • La exposición al mercurio provoca daños a la salud y el medio ambiente estimados en 22.000 millones de dólares.
  • Se ha estimado que el daño causado a la pesca comercial en China por la contaminación aguda del agua fue de 634 millones de dólares en un período de un año.
  • En los Estados Unidos, a causa de una mala gestión de los plaguicidas, se han provocado pérdidas de cultivos por valor de 1.400 millones de dólares, y pérdidas de aves por un monto de 2.200 millones de dólares.

Según el informe del PNUMA, tanto en los países desarrollados como en desarrollo, las cadenas de suministro se han vuelto más largas y más complejas y eso, junto con la introducción de nuevos compuestos químicos, aumenta las probabilidades de que los productos no cumplan las normas de seguridad.

Esto puede incrementar el riesgo de accidentes de trabajo y las pesadas cargas financieras y para la salud que traen consigo. Los costos incurridos debido al amianto y a paneles de yeso contaminados, por ejemplo, suman más de 125.000 millones de dólares a nivel mundial, cifra que sigue en aumento.

En los países en desarrollo y países emergentes se pueden lograr enormes beneficios económicos a través de prácticas agrícolas sostenibles, como el manejo integrado de plagas (MIP).

Con el MIP se usan menos productos químicos y se introducen métodos alternativos, como la rotación de cultivos, creando las condiciones que facilitan la presencia de los enemigos naturales de las plagas y un mejor control de estas.

En las plantaciones de papa en Ecuador se comenzó a usar el MIP para contrarrestar el problema de las altas tasas de intoxicación por plaguicidas. En esas plantaciones, el rendimiento fue igual o mayor, con costos de producción por lo menos un 20% inferiores que en los lotes en los que se usaron plaguicidas. También disminuyeron los casos notificados de problemas neurológicos relacionados con plaguicidas.

Indonesia ya comenzó en la década de 1990 a introducir un programa de MIP que ayudó a los agricultores a reducir el uso de plaguicidas en un 50% y aumentar el rendimiento en aproximadamente un 10%.

Se calcula que las ganancias económicas derivadas de la implementación del programa nacional de MIP 2001‑2020 en el país equivalen al 3,65% del PIB de Indonesia en 2000.

Los beneficios proyectados a lo largo de un período de 19 años incluyen la prevención de más de 20.000 casos de intoxicaciones agudas entre los productores de arroz, un total acumulado de PIB equivalente a un 22% del PIB de Indonesia en 2000, y un aumento en los ingresos familiares de hasta un 5%.

Los beneficios globales de la eliminación de la gasolina con plomo ascienden a 2,45 billones de dólares, es decir, el 4% del PIB anual mundial.

Una mejor gestión de los productos químicos al final de su vida útil también puede facilitar la recuperación de materiales valiosos a partir de los residuos. Esto es importante en especial en el caso de los residuos eléctricos y electrónicos, que se reciclan o desarman para recuperar metales preciosos como el oro o el cobre, actividad que se está desarrollando cada vez más en los países en desarrollo.

El reciclado de los desechos eléctricos y electrónicos en los países en desarrollo es un sector poco regulado, donde los trabajadores están ordinariamente expuestos a muchos productos químicos dañinos, como las dioxinas que se liberan en la quema de cables.

En Ghana, la introducción de tecnologías de reciclado más seguras y más eficientes, que evitan la quema, produjeron un aumento del 45% en los ingresos percibidos por el reciclado de computadoras de escritorio.

Además, hasta el 90% de las sustancias que agotan la capa de ozono que se encuentran en los desechos electrónicos se recuperaron utilizando técnicas mejoradas de reciclado. 

Camino a seguir y recomendaciones

Durante las últimas cuatro décadas, muchos países han implementado marcos jurídicos, establecido autoridades reguladoras o tomado otras medidas para reducir los riesgos ocasionados por los productos químicos.

Los fabricantes de productos químicos también han desarrollado nuevos métodos y directrices para dar más fuerza a esas iniciativas.

En el plano internacional, el Enfoque Estratégico para la Gestión de los Productos Químicos a Nivel Internacional (SAICM, por sus siglas en inglés), auspiciado por el PNUMA, así como los tratados e instrumentos sobre productos químicos y desechos peligrosos de las Naciones Unidas, proporcionan marcos reglamentarios y voluntarios para promover la gestión racional de los productos químicos.

Pero a pesar de estos avances, en el informe Perspectivas de los productos químicos a nivel mundial se afirma que hace falta poner más empeño en todas las etapas de la cadena de suministro de los productos químicos para poder lograr la meta de 2020 del Plan de Aplicación de las Decisiones de Johannesburgo y obtener los beneficios económicos, ambientales y sanitarios correspondientes.

El informe describe los principales enfoques que habría que aplicar para lograr una transición hacia una mejor gestión de los productos químicos a nivel mundial ‑ especialmente en los países en desarrollo y las economías emergentes:

  • Integración: La gestión racional de los productos químicos debe integrarse de manera global en los planes nacionales sociales y económicos. En la actualidad, a menudo son varios los órganos que comparten las responsabilidades, lo cual da lugar a respuestas fragmentadas y poco eficaces.
  • Múltiples partes interesadas: En muchos países, las empresas son las que poseen la información más completa sobre los productos químicos y los residuos, así como una importante capacidad técnica. Los productores, fabricantes e importadores deberían estar en la vanguardia de la gestión segura de los productos químicos y desempeñar una función activa en la elaboración de políticas, junto con los gobiernos.
  • Prevención: Los gobiernos de los países en desarrollo y emergentes deberían elaborar políticas que se centren en evitar los riesgos y promover alternativas más seguras, en lugar de remediar los peligros solamente.
  • Desarrollo de la capacidad: Para muchos países, los costos de una gestión efectiva de los productos químicos y los desechos siguen siendo un obstáculo. Hay una urgente necesidad de que los países desarrollados y los donantes internacionales presten ayuda financiera. Los gobiernos de los países en desarrollo y los países con economías emergentes deberían promover la innovación y el uso de productos químicos más seguros, con el fin de atraer inversiones.

Muchos países ya están avanzando con nuevos enfoques aplicados a los productos químicos.

Brasil ha establecido una Comisión Nacional de Seguridad Química para mejorar la coordinación entre los organismos de gobierno. Costa Rica, por su lado, ha establecido un órgano similar.

En Uganda, una iniciativa respaldada por la Organización de las Naciones Unidas ha supervisado la integración de las prioridades de gestión de los productos químicos en el plan quinquenal de desarrollo del país.

“Desde la agricultura sostenible, hasta los edificios verdes, pasando por la gestión de los residuos, la gestión racional de los productos químicos es un ingrediente esencial para casi todos los sectores de la transición hacia una economía verde”, afirmó el director ejecutivo del PNUMA, Achim Steiner.

“Pero para aprovechar los beneficios económicos de la gestión racional de los productos químicos, hace falta una cooperación más estrecha y una mejor planificación entre los ministerios de gobierno, los sectores público y privado, y otros actores en la cadena de suministro de los productos químicos“.

“Esto requiere esfuerzos grandes y ambiciosos, respaldados por una financiación estratégica. Esas medidas pueden hacer que la gestión de los productos químicos ocupe un lugar privilegiado en la agenda política internacional y ayudar a lograr un desarrollo sostenible inclusivo”, agregó Achim Steiner.

El informe Perspectivas de los productos químicos a nivel mundial presenta otras recomendaciones específicas para los países, las empresas y la sociedad civil para acelerar el progreso hacia la meta de 2020 y garantizar la gestión racional de los productos químicos. Entre ellas, destacan:

  • Elaborar metodologías y evaluaciones coherentes para monitorear las exposiciones a los productos químicos y los efectos en el medio ambiente y en la salud.
  • Analizar más a fondo el costo económico de los efectos de los productos químicos.
  • Adoptar y poner en funcionamiento instrumentos jurídicos que definan las responsabilidades del sector público y del sector privado en el control de los productos químicos.
  • Seguir generando y dar a conocer un conjunto de referencia adecuado de los efectos en la salud y el medio ambiente de los productos químicos comercializados.
  • Las organizaciones de la sociedad civil deberían participar activamente en los procesos de adopción de decisiones relacionadas con la seguridad de los productos químicos en todos los niveles.

Notas para los redactores

  • El texto completo del informe del PNUMA Synthesis Report for Decision‑Makers ‑ Global Chemical Outlook: Towards Sound management of Chemicals (Informe de síntesis para los responsables de la adopción de decisiones ‑Perspectivas de los productos químicos a nivel mundial: hacia una gestión racional de los productos químicos) está disponible en: www.unep.org/hazardoussubstances/
  • El PNUMA está facilitando la negociación intergubernamental sobre un instrumento jurídicamente vinculante sobre el mercurio, que concluirá en 2013. Visite: www.unep.org/hazardoussubstances

Contactos para los medios de comunicación:

Nick Nuttall, Director interino, División de Comunicaciones e Información Pública del PNUMA, Tel.: +254 733 632 755, dirección de correo electrónico: nick.nuttall@unep.org
Shereen Zorba, Jefa de Redacción del PNUMA, Tel.: +254 788 526 000, dirección de correo electrónico: unepnewsdesk@unep.org

Para más información: 
Alejandro Laguna – Oficial de Información y Comunicaciones
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, Oficina Regional para América Latina y el Caribe.
Clayton, Ciudad del Saber – Avenida Morse, Edificio 103; Corregimiento de Ancón – Ciudad de Panamá, Panamá
Tel.: 305 3100
alex.laguna@unep.org

 

facebooktwittergoogle_plusmail

Misteriosa civilización perdida es descubierta en Honduras

El sitio debió haber sido ocupado inicialmente hace unos 3,000 años.

Las ruinas fueron identificadas primero en mayo de 2012 en un valle remoto en La Mosquitia, en Honduras (horizontal-x3)

Las ruinas fueron identificadas primero en mayo de 2012 en un valle remoto en La Mosquitia, en Honduras. (Cortesía National Geographic / BBC)

Después de 10 días perdidos en lo más profundo de la jungla en Honduras, un grupo de científicos regresó con la noticia del descubrimiento de un tesoro: una misteriosa ciudad precolombina perdida.

Y aunque no es poca cosa encontrarse en la región de Mosquitia con una ciudadela que ha permanecido intacta al menos durante 600 años, no resolvieron el gran misterio arqueológico de Centroamérica: no hallaron las legendarias Ciudad Blanca o del Mono Dios.

“Para mí Ciudad Blanca no es un lugar, es la idea de selva prístina que existe allí”, le dice a BBC Mundo Chris Fisher, arqueólogo que participó en la expedición.

“El valor de Ciudad Blanca es que le muestra a los hondureños que hay grandes partes de su país que son básicamente jungla virgen, un laboratorio viviente que tal vez podamos poner en el centro de atención para ayudar a preservarlo”, agrega.

“Encontramos una ciudad perdida y sabemos que hay muchas otras en la región. Una zona que no ha sido tocada por personas durante muchos siglos es de por sí un tesoro ecológico”.


Se encontraron, entre otros artefactos, vasijas talladas con detalle y decoradas con serpientes y otras figuras. (Cortesía National Geographic / BBC)

Las ruinas fueron identificadas primero en mayo de 2012 durante una expedición aérea sobre un valle remoto en La Mosquitia, una vasta región de pantanos, ríos y montañas que contiene algunos de los últimos sitios del planeta que no han sido explorados científicamente.

La parte superior de 52 artefactos se asomaba desde la tierra. Muchos otros se encuentran, evidentemente, bajo tierra, junto a posibles sitios funerarios. Entre ellos hay asientos de piedra ceremoniales (llamados metates) y vasijas talladas con sumo detalle y decoradas con serpientes, figuras zoomórficas y buitres.

Fisher, de la Universidad Estatal de Colorado, Estados Unidos, explica que encontraron “los restos de una ciudad precolombina con numerosos montículos, plazas, formas piramidales y otras características”.

En el lugar, hay también lo que los expedicionarios ven como una especie de sitio ceremonial en el que registraron unos 50 artefactos que creen que llevan enterrados unos 400 o 600 años.

“También nos encontramos con lo que pensamos es un paisaje completamente modificado por el ser humano hasta el punto que cuando estaba habitado debió parecerse más a un jardín inglés que a la selva que es hoy”, añade.

Oscar Neil Cruz, el arqueólogo local que acompañó la expedición, cree que por el tipo de artefactos encontrados, el sitio debió haber sido ocupado al menos entre el año 1,000 antes de Cristo y el 800 a.C.

Lugar secreto

Al lugar, por supuesto, no llegaron por casualidad. Lo iban buscando por las pistas conseguidas en 2012 en una exploración aérea financiada por los cineastas Bill Benenson y Steve Elkins.

Loque hicieron fue emplear unos aviones provistos con equipos para hacer un mapeado tridimensional de la superficie.

Y la conclusión a la que llegaron fue que se trataba de un área selvática intacta con evidencias de construcciones humanas.

Benenson le explicó a BBC Mundo que prefieren no revelar el lugar del hallazgo para evitar que el lugar sea saqueado.

Lo que sí reveló es que se trata de un sitio tan remoto que “sólo hay una manera de entrar y salir, y es por helicóptero”.

No hay carreteras, no hay infraestructura de ningún tipo, nadie vive allí, no hay asentamientos humanos tampoco. Es una verdadera jungla salvaje.

Benenson cuenta que el equipo contó con la ayuda de tres exmilitares británicos que, para que pudieran aterrizar los helicópteros, se descolgaron y limpiaron la maleza.

Los exmiembros de las fuerzas especiales también ayudaron a instalar un campamento base a unos pocos kilómetros del enclave arqueológico. Y también se encargaron de despejar la densa selva con machetes.

¿Quiénes eran?

Si la ubicación permanece en secreto, es un misterio también quiénes eran los habitantes de esa ciudadela.

“No sabemos demasiado de ellos, sobre todo en comparación con los Mayas que debieron estar entre sus vecinos”, le dice Fisher a BBC Mundo.

“Sabemos que eran socialmente complejos, que tenían recursos y habilidades para modificar el entorno, para conseguir estabilidad y producir comida. Sabemos que estaban conectados íntimamente con sus vecinos”, agrega.

¿Por qué desaparecieron? Tampoco se sabe. De momento, los arqueólogos no se ponen de acuerdo, pudo haber sido porque agotaron los recursos del lugar o porque llegaron europeos con enfermedades.

Es tan poco lo que se sabe, que ahora mismo es una civilización perdida que ni siquiera tiene nombre.

facebooktwittergoogle_plusmail

Desalinizar agua de mar con tecnología de baja temperatura

La tecnología de baja temperatura  es más ecológica que otras técnicas para desalinizar el agua. Se basa en la diferencias de temperaturas del mar en las distintas profundidades.

Low temperature thermal desalination

En otro artículo de Blogecologista hablamos de la primera ciudad ecológica en China, hoy os contamos más sobre esta técnica novedosa para desalinizar agua del mar. Low temperature thermal desalination ¿En qué consiste la desalinización térmica con baja temperatura o LTTD? Esta técnica se basa en que el agua se evapora a temperaturas y presiones más bajas. El sistema usa bombas de vacío para crear bajas presiones. En el medio natural el agua se evapora incluso a un gradiente de temperatura de unos 8º grados entre dos volúmenes de agua. Esta técnica ha sido considerada por el Instituto Nacional de la India de Tecnología Oceánica como la mejor opción para proveer de agua potable a las zonas costeras de la India. Las primera de estas plantes se estableció en Kavaratti, situada en el territorio de la Unión India de Laquedivas. Esta tecnología LTTD se basa en el hecho de que el agua en la superficie del mar está más caliente que el agua extraída a mayor profundidad. El agua caliente de la superficie se somete a un vacío de presión para acelerar sus evaporación. De esta forma se condensa por enfriamiento con agua fría bombeada desde las profundidades del mar. Comparación LTTD con la técnica de ósmosis inversa En un estudio publicado en Current Science se comparan ambas técnicas.

En la ósmosis inversa el agua salada pasa a través de una membrana porosa para eliminar las sales disueltas. Esta tecnología se usa mucho tanto a nivel industrial como doméstico. La técnia del LTTD es adecuada para zonas de costa donde por las características del terreno existen distintos niveles de profundidad en las costas y por lo tanto diferencias en la temperatura y presión. desalinizacion-baja-temperatura Por ejemplo en las costas de las islas Kavaratti a una profundidad de 350 metros el agua es ya más fría que la de la superficie en unos 15 grados Celsius. El impacto ecológico de la técnica de LTTD/ la de ósmosis inversa. R Venkatesan jefe de división comparo los impactos económicos, ecológicos y ambientales de estas dos tecnologías para desalinizar el agua. Factor económico⇨ En general las plantas de LTTD son más costosas de mantener que las unidades de ósmosis inversa, ya que necesitan más energía para funcionar. Esta podría ser una desventaja. Factores ecológicos⇨ Por otro lado las plantas de LTTD tienen un impacto ecológico mínimo Grado de satisfacción con el agua tratada con la tecnología de baja temperatura Una encuesta realizada en las islas Kavaratti mostró que las personas estaban satisfechas con la función de la planta de LTTD instalada para desalinizar el agua. Las razones eran que no influía en la pesca, y había reducido la incidencia de enfermedades trasmitidas por el agua, mejorando el acceso al agua potable.

facebooktwittergoogle_plusmail