Agencia de la ONU reconoce respuesta de Cuba ante desastres naturales

Laura Melo, representante del Programa Mundial de Alimentos (PMA) en Cuba durante el X Congreso Internacional sobre Desastres. Foto: Prensa Latina.

Durante el X Congreso Internacional sobre Desastres, en La Habana, la representante del Programa Mundial de Alimentos (PMA) en Cuba, Laura Melo, elogió la voluntad política en la Isla para la mitigación y enfrentamiento a los desastres.

“Cuba en torno a su Defensa Civil ha creado un sistema orgánico, integrado, de articulación nacional, del que forman parte todas las instituciones, a todos los niveles, en los gobiernos provinciales y locales, vinculados a la gestión de riesgos y desastres”, señaló la funcionaria.

Melo describió a la nación caribeña como un ejemplo en el desarrollo de un amplio proyecto de políticas públicas encaminadas a disminuir el impacto negativo de eventos climatológicos, los cuales, argumentó, cada vez resultan más extremos y frecuentes.

Celebró que en el país se fortalecen aun más los mecanismos de prevención, preparación, respuesta y recuperación para reducir vulnerabilidades y evitar nuevos riesgos en tiempos en que resultan más frecuentes las tormentas y huracanes de gran intensidad, unidos a lluvias intensas y prolongados periodos de sequía.

”La experiencia de Cuba ha proporcionado minimizar las pérdidas humanas y los daños económicas”, dijo.

A nombre del sistema de Naciones Unidas, agradeció la organización en La Habana del Congreso Internacional sobre Desastres, al cual consideró de suma importancia para el mundo y para comprender su aporte a la agenda internacional de desarrollo sostenible.

Aseveró que las pérdidas cada vez mayores causadas por desastres de origen natural representan un desafío importante para las naciones, y en particular para los países en desarrollo.

La representante del PMA agregó que “lamentablemente no tenemos vías para evitar tales fenómenos, pero se puede elevar la resiliencia ante estas amenazas con un mayor conocimiento, capacidad de adaptación y recuperación, y la eliminación de vulnerabilidades”.

Se refirió, además, a la vulnerabilidad de los pequeños estados insulares ante estos fenómenos; de ahí, argumentó, la importancia de consolidar los mecanismos de trasferencia de conocimientos y promover el intercambio internacional.

Melo insistió en la pertinencia de adoptar estrategias efectivas para responder a las amenazas con mecanismos adaptados a las capacidades técnicas y humanas, así como con tecnologías apropiadas.

Consideró que la reducción de desastres es imprescindible para alcanzar los objetivos de la agenda 2030 de desarrollo sostenible, cuyo fin es poner fin a la pobreza y el hambre en el mundo.

(Con información de Prensa Latina)

facebooktwittergoogle_plusmail
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.