Una investigación española logra detectar con drones las malas hierbas

deteccion malas hierbas

El nuevo sistema permite detectar en fase temprana las malas hierbas dentro de los cultivos o en zonas circundantes. Combina la utilización de imágenes tomadas con drones con un algoritmo que las analiza. Y ha sido una investigación española la que ha dado pie a crear este sistema.

El equipo de investigadores del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) que ha logrado este desarrollo pertenece al Instituto de Agricultura Sostenible, una entidad que trabaja en fórmulas para modernizar el campo y conseguir una mayor eficiencia en los trabajos. En este caso los científicos han creado un algoritmo de software capaz de detectar y hacer una cartografía de las malas hierbas en un cultivo.

La proeza técnica es importante porque el sistema permite alertar sobre el crecimiento de estas plantas, que afectan al buen desarrollo de los cultivos, en una fase temprana. Son dos beneficios destacados lo que se consigue de esta forma. Por una parte, al distinguir estas malas hierbas precozmente se puede aplicar el herbicida antes de que perjudiquen a los brotes cercanos. Además, eliminándolas de manera prematura se evita su propagación por esa área.

El algoritmo de estos investigadores del CSIC se sirve de técnicas fotogamétricas para generar la ortoimagen y un modelo tridimensional del cultivo. Al mismo tiempo emplea un software de inteligencia artificial de tipo machine learning (aprendizaje automático). Esto permite que el sistema discrimine las plantas dependiendo de su altura.

Ana Isabel de Castro Megías, una de las investigadoras del CSIC que trabaja en el Instituto de Agricultura Sostenible y ha participado en el trabajo, detalla las ventajas que el sistema puede aportar a la agricultura: “Este algoritmo genera los mapas de tratamiento que podrían ayudar a los agricultores en la toma de decisiones, para mejorar el manejo del cultivo mediante la aplicación localizada del herbicida en el momento fenológico óptimo, permitiendo ahorros sustanciales de estos fitosanitarios”. El ahorro es doble: económico y de productos cuya acumulación puede perjudicar a la calidad de los suelos.

En ToDrone estamos interesados en todo lo que tiene que ver con agricultura de precisión y las oportunidades que ofrecen los RPAS en este ámbito. Así que contactaremos con los autores de la investigación, en el Instituto de Agricultura Sostenible, en Córdoba, para que nos expliquen en profundidad su sistema y sus posibles aplicaciones. Si os interesa el tema, estad atentos.

Fuente: pablobejerano[@]todrone[.]com

 

 

facebooktwittergoogle_plusmail