Metales tóxicos en indígenas de la Amazonia cerca de un oleoducto

Encuentran niveles corporales de mercurio, cadmio y plomo perjudiciales para la salud, en comunidades nativas de la selva del Perú.

Tierras con vertidos procedentes del oleoducto Norperuano / Foto: Cristina O'Callaghan

Tierras con vertidos procedentes del oleoducto Norperuano / Foto: Cristina O’Callaghan

Científicos catalanes han hallado niveles corporales de mercurio, cadmio y plomo, perjudiciales para la salud, en los integrantes de dos comunidades indígenas de la Amazonia peruana que viven próximas al oleoducto más grande del país expuestas a vertidos de petróleo, y detectaron mercurio en la orina del 64% de los niños menores de 10 años y plomo en la sangre en el 19%, ha publicadoEnvironmental Health.

Los investigadores del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) han considerado “preocupantes” estos resultados porque la exposición al mercurio se asocia a problemas neurológicos, renales, respiratorios, cardiovasculares y psicológicos, y la del plomo tiene riesgos neurológicos y reducción de la capacidad intelectual.

Ha realizado el estudio este centro barcelonés con apoyo del Centro Nacional de Salud Ocupacional y Protección del Medio Ambiente para la Salud de Perú, con apoyo del Ministerio de Salud peruano.

En concreto, analizaron los niveles corporales de cuatro metales –mercurio, cadmio, plomo y arsénico– en un grupo de 130 personas de las poblaciones de San Pedro y Cuninico, de etnia Kukama, 13 y 16 meses después de dos vertidos “importantes” de petróleo que les afectaron en 2014, procedentes del oleoducto Norperuano.

El 50% de la población tenía niveles de mercurio en la orina superiores a los recomendados por el Ministerio de Salud del país, y en el caso de los niños menores de 10 años, este porcentaje aumentaba al 64%.

Sobre el plomo, han indicado que “ningún valor en sangre se considera seguro”, y hallaron que el 19% de los niños de menos de 10 años tenía concentraciones en sangre con un riesgo alto para la salud, según los varemos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

El 17% de la población también presentó niveles de cadmio en orina superiores a los recomendados: este metal aumenta el riesgo de daño renal, incluyendo la insuficiencia renal crónica, y puede causar cáncer de pulmón, próstata y riñón; mientras que no detectaron niveles de arsénico superiores a lo que consideran perjudiciales para la salud.

No hay estudios de vertidos y salud

“A pesar de que hay muchas personas potencialmente expuestas a la contaminación causada por la extracción de petróleo, prácticamente no hay estudios que evalúen los efectos en la salud de las poblaciones que viven cerca de las zonas de extracción y que se ven afectadas con frecuencia por vertidos”, ha explicado la primera autora del artículo, Cristina O’Callaghan, en un comunicado del ISGlobal.

El petróleo crudo puede contener mercurio y otros metales, y se han reportado niveles elevados en elmedio ambiente y organismos acuáticos alrededor de los sitios de extracción de petróleo y en áreas afectadas por vertidos.

O’Callaghan ha añadido que no puede excluirse “la existencia de otras fuentes de exposición, especialmente para el mercurio, que se asocia también a otras actividades frecuentes en la Amazonia peruana, como la deforestación o la minería de oro“.

Fuente: EcoAvant.com

facebooktwittergoogle_plusmail