Los desastres naturales le cuestan a EE UU 256.000 millones de euros

El tremendo impacto económico de los efectos del cambio climático cuestiona los argumentos de Trump en favor de potenciar el consumo de combustibles fósiles
Un huracán alcanzando las costas de Florida / Foto: Maria Michelle Un huracán alcanzando las costas de Florida / Foto: Maria Michelle
El coste de los desastres meteorológicos en Estados Unidos ha ascendido hasta la cifra récord de 306.000 millones de dólares (255.700 millones de euros) a lo largo de 2017, según ha informado este lunes la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

El informe publicado por la agencia muestra los riesgos económicos del cambio climático a pesar de las dudas presentadas por la Administración del presidente del país, Donald Trump, sobre las causas del calentamiento global, lo que ha provocado una salida de Estados Unidos del Acuerdo de París.

La agencia ha indicado que los incendios que se registraron en el país a lo largo de 2017 –especialmente en el Oeste, y más en concreto en California–, así como los huracanes Harvey, María e Irma, han contribuido a que el periodo se haya convertido en el año más caro de la historia a la hora de hacer frente a este tipo de gastos.

El coste de los daños registrado en 2005, cuando se sufrieron los efectos del Katrina, el Wilma y el Rita, fue de 215.000 millones de dólares (179.600 millones de euros).

El año más caluroso

Por otra parte, la NOAA ha advertido de que las temperaturas medias anuales se situaron sobre los 54,6 grados Fahrenheit (12,6 grados Celsius o centígrados), 2,6 grados más que la media registrada en el siglo XX y la más calurosa desde que comenzaron a registrarse estos datos en 1895. Les siguen en la lista de años más cálidos los años 2012 y 2016.

Los científicos han llegado a la conclusión de que las emisiones de dióxido de carbono, provocadas principalmente por la quema de combustibles fósiles provenientes en su mayor parte de la industria, están favoreciendo el cambio climático, lo que provoca o intensifica inundaciones, huracanes, sequías y tormentas.

No obstante, la Administración Trump ha prometido incrementar la producción nacional de carbón, gas y petróleo a nivel a pesar de las recomendaciones dadas por los expertos, alegando defender los intereses económicos del país. Sin embargo, teniendo en cuenta estas gigantescas cifras de costes por los daños sufridos, no parece que esta política vaya a resultar ni tan siquiera rentable económicamente. Desde el punto de vista ambiental no hay la menor duda de que será nefasta.

 

facebooktwittergoogle_plusmail