Agujero de la capa de ozono se reduce, revela estudio

agujero de la capa de ozono
Foto: NASA.

El agujero de la capa de ozono sigue reduciéndose gracias a la prohibición de uso de sustancias químicas como los clorofluorocarbonos (CFC), dijo una información la cadena Telesur.

A través de observaciones satelitales directas del agujero en la capa de ozono, los científicos de la NASA demostraron que los niveles de cloro que destruye el gas encargado de proteger la Tierra de los rayos ultravioleta del Sol, disminuye progresivamente.

“Vemos claramente que el cloro de los CFC está bajando en el agujero de ozono y que está ocurriendo menos agotamiento del ozono debido a él”, explicó la autora principal del estudio Susan Strahan.

Para la NASA, la recuperación dio como resultado 20 por ciento menos de agotamiento de la capa de ozono en comparación con el año 2005, y esto es el resultado directo de la prohibición internacional de productos químicos que contienen CFC.

En la actualidad los miembros firmantes en el Protocolo de Montreal firmado en 1987 velan por cumplir su compromiso de sostenibilidad ambiental y han eliminado permanentemente más de un millón y medio de toneladas de producción de productos químicos que deterioran la capa de ozono.

Asimismo, el 15 de octubre de 2016 los representantes de casi 200 países, adoptaron en Kigali, la capital de Ruanda, un acuerdo sobre la eliminación gradual de los hidrofluorocarburos (HFC), gases usados en frigoríficos y aparatos de aire acondicionado, considerados nocivos para el clima y para la capa de ozono, modificando y mejorando el Protocolo de Montreal.

Se esperaba una disminución del 20 por ciento en el agotamiento de la capa de ozono durante los meses de invierno de 2005 a 2016, según lo determinado por las mediciones de ozono MLS.

Los CFC son compuestos químicos de larga vida que se elevan a la estratosfera, donde son separados por la radiación ultravioleta del Sol, liberando átomos de cloro que destruyen las moléculas de ozono.

El ozono estratosférico protege la vida en el planeta mediante la absorción de la radiación ultravioleta potencialmente dañina que puede causar cáncer de piel y cataratas, suprimir el sistema inmunológico y dañar la vida de las plantas.

facebooktwittergoogle_plusmail