La sequía dispara las emisiones de CO2 de la electricidad un 6,67%

La producción hidroeléctrica disminuyó a más de la mitad (-50’7%) en octubre respecto al mismo mes del año pasado y el carbón un -8,5%.

La energía hidráulica disminuyó un 49,5% hasta el 30 de octubre de 2017 / Foto: Endesa - EP

La energía hidráulica disminuyó un 49,5% hasta el 30 de octubre de 2017 / Foto: Endesa – EP.

Las emisiones de dióxido de carbono (CO2) procedentes de la generación eléctrica entre enero y octubre de 2017 aumentaron un 6,67% respecto al mismo periodo de 2016, a consecuencia de la sequía la energía hidráulica cayó casi a la mitad hasta el 30 de octubre, según datos de Red Eléctrica de España.

En lo que va de año, la electricidad ha generado 60.053.357 toneladas de CO2, lo que supone un 6,67% más que en el mismo periodo (hasta octubre) de 2016. Del total de estas emisiones, el 57%, 34.234.604 toneladas de CO2 fueron emitidas por el carbón y otras 16.534.593 toneladas de CO2 se debieron a ciclo combinado (11.777.522 toneladas de CO2) y fuel más gas (4.757.071 toneladas CO2).

En concreto, la energía hidráulica –que no emite CO2– disminuyó un 49,3% desde el 1 de enero hasta el 30 de octubre y un -50,7% durante el mes de octubre respecto al mismo mes del año pasado, al tiempo que cayó un 44,6% acumulado entre octubre de 2016 y 2017, es decir en los últimos 365 días a consecuencia de la falta de agua.

Esta demanda se ha visto compensada por la energía producida con carbón o con ciclo combinado, que en los últimos 365 días crecieron un 24% y un 39,5% respectivamente.

Aunque la energía procedente de carbón disminuyó un 8,5% en octubre de 2017 respecto al mismo mes del año pasado, acumula un crecimiento anual, desde enero al 30 de octubre del 31,5%. En la misma línea se sitúa la energía producida con ciclo combinado, que en el mes de octubre subió un 18,8% respecto a la misma treintena del año pasado y acumula un aumento del 38,7% en lo que va de año hasta el 30 de octubre.

Precisamente, la energía eólica también sufrió un retroceso en lo que va de año a consecuencia de la ausencia de viento, ya que ha disminuido un 7,3% en los 10 primeros meses del año. Sin embargo, si se compara el mes de octubre de este año con el de 2016, la eólica creció un 31%.

La energía nuclear volvió a ser la principal

A lo largo del mes la energía nuclear volvió a ser la principal fuente de generación en España, con el 21,5% del total de la electricidad generada. A esta le siguieron el ciclo combinado, con un 19,6%, y el carbón con un 19,5% del total.

Mientras, la solar fotovoltaica creció un 14,6% en octubre de 2017 respecto al mismo mes del año anterior y la solar térmica un 48,6%, aunque el crecimiento acumulado del año más moderado, del 2,8% para la primera y un 4,5% para la segunda.

En su conjunto, las renovables aportaron el 26,4% del total de la producción peninsular y en cuanto a las emisiones, el 47,6% de la generación peninsular fue libre de CO2, lo que supone un 2,6% menos que en octubre del año pasado. El dato es inferior al del mes pasado, cuando la electricidad producida sin generar emisiones de CO2 alcanzó el 54,4%.

En cuanto a la reserva hidráulica para generación, Red Eléctrica explica que a finales de octubre se situaba en el 27,7%, lo que supone casi 13,5 puntos porcentuales menos que el nivel del año pasado y en la misma situación respecto al mes anterior. Así, estima que en términos hidroeléctricos el mes de octubre “ha sido un mes seco respecto a la media histórica para este mes”.

En general, igual que ocurrió en septiembre, en octubre la falta de agua se compensó con carbón, ciclo combinado y carbón, que son más caras y más emisoras de CO2.

Fuente: EcoAvant.com.

facebooktwittergoogle_plusmail