La Mayoría de la Sal de Mar Contiene Fragmentos de Plástico

Historia en Breve

  • Una cantidad asombrosa de plástico ingresa a los océanos todos los días, algunos se descomponen en partículas microscópicas que podrían ser consumidas por las criaturas marinas y extraídas con el agua de mar cuando los fabricantes producen sal.
  • A menos que las prácticas cambien, se estima que casi 26 millones de toneladas de plástico llegan al océano cada año, lo que aumenta drásticamente el daño causado a la fauna marina y a nuestras fuentes de alimentos; ahora los investigadores encontraron partículas de plástico casi en el 90 % de las muestras de sal
  • Mi opción favorita es la sal del Himalaya, ya que el salar se produjo miles de años antes de que los plásticos y las toxinas llegaran al medio ambiente; podría ser la última fuente de sal no contaminada por los plásticos

Por el Dr. Mercola

Una cantidad asombrosa de plástico está entrando al medio ambiente como resultado de las toneladas de botellas y bolsas de plástico desechables y las microfibras de la ropa. Aunque es probable que no experimente el efecto directo de la basura en su vida cotidiana, ésta literalmente está ahogando nuestro ecosistema.

La cantidad de plástico que ingresa al medio ambiente aumenta cada año a medida que los fabricantes continúan produciendo productos en contenedores desechables y los consumidores siguen solicitando un estilo de vida desechable.

Se estima que, a menos de que cambien estas prácticas, la cantidad de plástico que ingrese al océano para el año 2025 podría llegar a 26 millones de toneladas métricas al año. De acuerdo con el grupo de defensa ambiental Ocean Conservancy, algunos plásticos resisten tanto la degradación que pueden tener una forma reconocible hasta 400 años después.

Las áreas altamente contaminadas del océano se conocen como parches de basura y ahora cubren casi el 40 % de las superficies oceánicas del mundo. Pero los problemas no se limitan a partes más grandes de desechos que resisten la descomposición.

Algunos plásticos se degradan fácilmente en la corriente del mar en forma de micropartículas de menos de 5 milímetros (0.19 pulgadas) de largo. Estas piezas pueden migrar más lejos y más rápido, ahora se encuentran hasta el Océano Ártico.

En cada uno de los cuerpos oceánicos más grandes hay torbellinos, sistemas de corrientes circulares formados por los patrones de viento global que circulan el agua hacia todo el mundo.

Investigaciones recientes han demostrado que algunos plásticos, microfibras y bolitas de plástico de los exfoliantes faciales se han descompuesto en micropartículas. Estas micropartículas se transportan alrededor del mundo en aguas que se extraen para la producción de sal.

El Plástico del Océano Contamina la Sal de Mar

Un estudio inicial publicado en Environmental Science and Technology descubrió que la sal vendida y consumida en China contenía partículas de plástico microscópicas provenientes de botellas desechables, así como polietileno, celofán y varios otros tipos de plásticos. Los niveles más altos de plásticos se encontraron en la sal extraída del agua de mar.

En otras palabras, mientras compra sal de mar para mantenerse saludable, podría estar contaminando su cuerpo con plástico.

En este estudio, se encontraron más de 250 partículas de plástico en 1 libra de sal de mar. Sherri Mason, Ph.D., profesora de química en el Departamento de Geología y Ciencias Ambientales en la Universidad Estatal de Nueva York en Fredonia, comentó los resultados de esta investigación antes de liderar el estudio más reciente que evalúa la cantidad de plástico que se consume en la sal de todo el mundo. Tras el estudio de China, dijo:

“Los plásticos se han convertido en un contaminante tan omnipresente que dudo que importe si busca plástico en la sal de mar o en las estanterías de los supermercados de China o los Estados Unidos. Me gustaría ver algunos estudios de ‘me-too‘”.

Dos años más tarde publicó un estudio que demuestra que las personas en Estados Unidos podrían ingerir hasta 660 micropartículas de plástico al año si consumen únicamente los 2.3 gramos recomendados de sal al día.

Sin embargo, casi el 90 % consume más sal, lo que significa que es probable que también consuman más partículas de plástico de lo estimado.

En colaboración con investigadores de la Universidad de Minnesota, Mason examinó la cantidad de plásticos que se encontraron en la cerveza, agua del grifo y la sal. El estudio evaluó 12 tipos diferentes de sal, 10 de ellos sal marina, de supermercados de todo el mundo.

Mason cree que la sal marina es más vulnerable a la contaminación plástica, ya que se produce al extraer agua salada y al permitir que ésta se evapore, por lo tanto solo queda la sal. Mason comentó:

“No es que la sal marina en China sea peor que la sal marina en los Estados Unidos, es que en toda la sal marina—dado que proviene del mismo origen—va a haber un problema constante.

Creo que eso es lo que estamos viendo. Espero que lo que esto provoque no sea que [los consumidores] únicamente cambien de marca y traten de encontrar algo que sea sal de mesa o sal minada.

Las personas quieren deslindarse y dicen: ‘No está mal ir a Starbucks todos los días y usar un vaso desechable para el café’… Tenemos que concentrarnos en el flujo de plástico, la penetración de los plásticos en nuestra sociedad y encontrar otros materiales para usar en su lugar”.

La ONU Declara la Guerra al Océano Plástico

Los investigadores creen que la mayor parte de la contaminación plástica proviene de los plásticos y microfibras de un solo uso. Hoy en día casi 13 toneladas de plástico ingresan a los océanos cada año. Esto equivale a verter un camión de basura lleno de plástico en el océano cada minuto.8

Si no ocurre un cambio, esto podría significar la descarga de hasta dos camiones de basura llenos de plástico en el océano por minuto.

En respuesta al creciente problema, el Ministerio de Medio Ambiente de las Naciones Unidas (ONU) anunció un importante esfuerzo global para acabar con la contaminación marina, marcada como #CleanSeas.

La campaña está instando a los gobiernos de todo el mundo a aprobar políticas de reducción de plásticos, exigir el rediseño de productos y convocar a los consumidores a cambiar sus hábitos–todo antes de que se produzca un daño irreversible adicional a los mares.

Diez países ya se unieron a la campaña, incluidos Indonesia, Costa Rica y Uruguay. Los problemas con la contaminación plástica son una combinación del plástico físico que está dañando al ecosistema y la vida animal, y las toxinas que se adhieren a los plásticos y logran llegar a los cuerpos de los animales destruyen la salud de la vida silvestre y de las personas que consumen esa carne .

Inglaterra, Escocia y Alemania son tres países que han comenzado a desarrollar e implementar programas de reciclaje para reducir la contaminación plástica que emana de sus países. Erik Solheim, director de Medio Ambiente en la ONU, comentó sobre el daño causado al ambiente a causa de los plásticos:

“Ya es hora de que enfrentemos el problema del plástico que está arruinando nuestros océanos. La contaminación plástica implica el navegar desde las playas de Indonesia, instalarse en el fondo del océano en el Polo Norte y regresar por medio de la cadena alimenticia hasta nuestra mesa del comedor¨.

Nos hemos quedado de brazos cruzados durante mucho tiempo mientras el problema ha empeorado. Debe parar”.

Los países se están percatando lentamente de la devastación de la vida marina y sus playas debido al desecho irresponsable de productos plásticos. Después de una campaña lanzada por Daily Mail, Gran Bretaña anunció una prohibición sobre el uso de microperlas de plástico comúnmente usadas en los exfoliantes faciales.

Las Partículas de Plástico Penetran Múltiples Fuentes de Nutrición

Los estudios han demostrado que los plásticos están tan arraigados en la cadena alimenticia oceánica que han contaminado los cuerpos de las criaturas vivientes, desde el zooplancton hasta las langostas, cangrejos y peces13—las cuales todas son criaturas consumidas por otros animales en la cadena alimenticia.

Mientras que las micropartículas de plástico más pequeñas amenazan la vida de las criaturas marinas y de quienes las consumen, también las piezas de plástico más grandes que hay en el océano representan una amenaza.

La suposición es que el consumo de plásticos y toxinas que absorben los plásticos en el medio ambiente son peligrosos para la salud.

Sin embargo, aunque creo firmemente que este es el caso, los medios constantemente señalan que los científicos no pueden demostrar la teoría con un estudio controlado ya que casi todos en el planeta han estado expuestos a plantas, animales y agua contaminados con partículas microplásticas.

Si se consumen, las partículas de plástico son peligrosas por sí solas. Sin embargo, los animales marinos se enfrentan a un doble peligro, ya que esas partículas de plástico atraen y absorben las toxinas químicas. En un estudio único de la Universidad de California en la ciudad de Davis, los investigadores evaluaron las tasas de cinco de los químicos absorbidos por plásticos más comúnmente utilizados en el agua de los océanos.

Al colocar bolitas de cada tipo de plástico distinto en bolsas de malla amarradas a los muelles en los sitios de estudio, los investigadores pudieron medir la cantidad de contaminantes orgánicos persistentes que absorbieron los plásticos.

Descubrieron que la mayor contaminación fue absorbida por los dos tipos de plástico que se utilizan en la mayor cantidad de productos.

Dirigidos por la estudiante de doctorado Chelsea Rochman, los investigadores esperaban que los gránulos de plástico absorbieran cantidades cada vez mayores de contaminantes durante varios meses hasta que se saturaran. Sin embargo, descubrieron que los comprimidos de plástico tardaban entre 20 y 44 meses en dejar de absorber toxinas. Rochman comentó:

“Nos sorprendió que incluso después de un año, algunos plásticos continúen absorbiendo contaminantes. A medida que el plástico continúa deteriorándose, es potencialmente cada vez más peligroso para los organismos, ya que absorben más y más contaminantes”.

Las Micropartículas Plásticas Están Vinculadas a la Toxicidad Hepática

Otro estudio demostró que la acumulación de contaminantes químicos absorbidos por las micropartículas de plástico aumenta la toxicidad y la patología hepática en los animales marinos que los consumen.

Cuando los peces fueron alimentados con partículas de plástico similares que no habían absorbido toxinas químicas adicionales, también manifestaron señales de estrés pero significativamente menos severas que aquellos que fueron alimentados con fragmentos repletos de químicos.

La bioacumulación de plásticos y toxinas es común en los animales marinos ya que tanto los plásticos como los contaminantes son resistentes a la degradación metabólica o mecánica.

En otro estudio que evaluó la presencia de microfibras en el agua del grifo, los investigadores descubrieron que el 83 % de las muestras tomadas de varias naciones distintas estaban contaminadas con fibras plásticas.

Los Estados Unidos tuvieron la tasa de contaminación más alta; se encontraron fibras plásticas en el 94 % de los sitios incluidos en la muestra, incluidos los edificios del Congreso, la sede de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos y la Torre Trump en Nueva York.

¿Cuál es su Mejor Opción de Sal?

Si cree que consumir grandes cantidades de sal podría aumentar su sed o presión arterial, es probable que esté equivocado. Los estudios no han podido respaldar dichas afirmaciones de manera consistente. En cambio, el cuerpo necesita los iones sodio y cloruro que componen la sal ya que es incapaz de producirlos, por lo que debe obtenerlos de los alimentos.

Sin embargo, no toda la sal se produce de la misma forma. La sal de mesa refinada prácticamente solo es cloruro de sodio con algunos químicos artificiales adicionales.

La sal sin procesar, como mi favorita en especial, la sal rosa del Himalaya, tiene un equilibrio diferente de sodio y cloruro con minerales naturales añadidos que su cuerpo también necesita, como el fósforo y el vanadio. Estos otros minerales son los que le dan color a la sal rosada.

La sal del Himalaya se extrae de salares que se crearon mucho antes de que se fabricaran los plásticos y otros químicos tóxicos. Cuando se levantaron los fondos oceánicos y se formaron las montañas del Himalaya, estos salares surgieron del mar y más tarde quedaron protegidos por lava y cubiertos de nieve y hielo durante miles de años. En comparación con la sal extraída de los océanos que está repleta de contaminantes orgánicos persistentes y micropartículas de plástico, la sal del Himalaya es, con mucho, la mejor opción cuando quiere reducir su carga tóxica.

Reduzca su Carga Tóxica Haciendo Sencillas Elecciones Diarias

Cada elección que hace todos los días, tiene un impacto en su entorno y su salud. Al asumir el compromiso de reducir o eliminar el uso de envases de plástico y productos desechables envasados en plástico, ejerce un impacto sobre su salud al reducir su exposición al bisfenol-A y otros químicos que se filtran en sus alimentos, agua y entorno.

El vidrio es una opción saludable, reutilizable y reciclable para usar en casa. Si está comprando un producto que no es un alimento entero, busque aquellos envasados en vidrio y no en plástico y comprométase a reciclar ese vidrio.

En mi artículo anterior puede descubrir más medidas que puede tomar en casa para reducir su carga tóxica, “7 Formas de Mantener al Cáncer Fuera de su Hogar“.

Fuente: http://articulos.mercola.com/sitios/articulos/archivo/2017/11/07/sal-de-mar-contiene-fragmentos-de-plastico.

facebooktwittergoogle_plusmail