Cayo Largo, lugar perfecto para disfrutar Cuba

La Habana.- En un mundo donde el descanso activo constituye una prioridad para muchas personas, el turismo cubano ofrece un lugar perfecto para tales fines, Cayo Largo del Sur.

Precisamente, la importante Web de viajes TripAdvisor acaba de recomendar entre las 25 playas más populares del mundo a la de Paraíso, en Cayo largo, lugar visitado por miles de turistas que aportaron su voto para tal elección.

Cayo Largo, lugar perfecto para disfrutar Cuba

LOS MISTERIOS DEL CAYO

Cayo Largo del Sur fue en su momento un rincón apartado de Cuba. Dotado de un colorido particular, sus playas y escondrijos significaban un espacio digno para el turismo y la protección ambiental.

La recreación marinera destapó una moda de visitar este Cayo, considerado por muchos un verdadero paraíso y constituir un privilegio particular que con el tiempo transformó ese destino en plaza ideal para viajeros en busca de silencio, intimidad y bellezas naturales.

Ubicado en la porción sur occidental cubana, tiene historia, magia y un futuro por delante que quieren depararle las autoridades turísticas, sobre todo a partir de elementos como la fotografía submarina, los paseos y las vacaciones más activas posibles.

Su bautizo se debe a su forma geográfica alargada, como parte del Archipiélago de los Canarreos en su extremo Este, y el más grande de un grupo de islotes conocidos en su momento por los exploradores españoles como de los Jardines y Jardinillos.

Se trata de un escenario muy llano, sin alturas notables, con apenas unos pocos metros sobre el nivel del mar y una superficie de 38 kilómetros cuadrados, con 27 kilómetros en su porción más larga.

Los historiadores reseñan que al Cayo no es necesario crearle una historia para atraer el turismo, pues tiene la suya propia. Documentos señalan que exploraciones arqueológicas ubican tres puntos con la presencia de instrumentos elaborados por aborígenes a partir de caracoles.

El Grupo Empresarial de Náutica y Marinas Marlin tiene en sus planes una expansión de las actividades recreativas marineras y nuevos proyectos sobre todo vinculados con el buceo y en particular con el Cayo.

De ahí el entusiasmo del Director Comercial de Marlin en Cayo Largo del Sur, Ángel Tornes, quien comentó a este periodista que incorporaron a sus planes a la Marina Colony, del hotel de igual nombre, en la Isla de la Juventud, del Archipiélago de los Canarreos.

Dijo que en particular en Cayo Largo del Sur todo comenzó como industria a partir de 1982 luego de un inicial Hotel Isla del Sur y un servicio incipiente de marina.

Precisamente, esta entidad significó el principal pilote para la realización de la quinta edición del Evento Internacional de Fotografía Subacuática Fotosub 2014 en mayor del pasado año.

En el certamen tomaron parte fotógrafos de México, Colombia, España y Cuba, además de directivos y jurados de Alemania e Italia, pero ya con anterioridad, en 2013, ocurrió en el lugar un Mundial de la fotografía sumergida.

Tornes señaló que Marlin en el Cayo cuenta en la actualidad con una flota de 22 embarcaciones, sumadas seis en el Colony, y un muelle internacional con 30 atraques, cuyo calado es de tres metros de profundidad.

La unión con el Colony permite programas interesantes como la Ruta de los Galeones y la Ruta de los Indios, que enlazan a Cayo Largo, con el Colony y el poblado marinero de La Coloma, en la occidental provincia de Pinar del Río.

Esos trayectos facilitan una mayor variedad como parte de las propuestas de buceo de Cuba.

Además, Cayo Largo cuenta con un proyecto de protección de las tortugas marinas, y otro en el Colony de conservación del manatí, al que incorporan a los turistas, con la finalidad de unir la industria recreativa con el cuidado del medio ambiente.

En particular destaca en el Colony su proyecto integrador que incluye cada año a 300 estudiantes de Estados Unidos y el Reino Unido, que llegan allí para bucear y realizar actividades científicas y ambientalistas.

Marlin de Cayo Largo trabaja de conjunto con el Centro de Estudios Marinos, de la Universidad de La Habana y el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente para esos fines proteccionistas.

El proyecto del Colony lleva seis años de acciones, y en Cayo Largo el programa de protección de tortugas marinas, en particular las verdes, cumplió en 2013 sus 20 años.

En la actualidad el territorio de Cayo Largo opera con el principio gubernamental de ser Zona Bajo Régimen Especial de Uso y Protección.

Para estas operaciones náuticas el Cayo cuenta con siete hoteles propiedad de la compañía hotelera cubana Gran Caribe, algunos con administración extranjera.

Esos establecimientos son Playa Blanca, Isla del Sur, Coral, Soledad, Linda Mar, Sol Pelicano y Sol Cayo Largo, con unas mil habitaciones en total.

El hotel de más capacidad es Sol Pelícano, que tiene 307 habitaciones, seguido del Hotel Playa Blanca con 306 (sede de Fotosub 2014).

Los principales mercados emisores al Cayo son Canadá e Italia, y en menor medida Reino Unido, Francia y Alemania, con crecimientos para Rusia, y visitas de otras procedencias como suizos, holandeses, checos y polacos.

El producto líder en el Cayo es el buceo, y dos excursiones de mucho impacto como es el caso de una nombrada Super Reef, durante la cual se degusta a bordo un menú marinero, e incluye la visita al cercano Cayo Rico.

Cada año en el Cayo se realizan más de 41 mil inmersiones, para potenciar al buceo.

El aeropuerto internacional de Cayo Largo recibe vuelos directos desde Milán y Roma (Italia), Toronto y Montreal (Canadá), y en temporada alta turística (noviembre-abril), llegan viajes desde Buenos Aires, Argentina.

Y tales infraestructuras y bondades colaboran en un escenario con mucha historia, lugar de recalo y ataque de piratas, con nombres como Don Hawking, cuyo primer viaje a estos lugares data de 1565, o los conocidos franceses Jean Laffitte y Latrobe en 1819, o el propio Pepe el Mallorquín, corsario o pirata pinero, en 1820, entre muchos otros, hasta el punto de hablarse de tesoros escondidos y aún no encontrados.

Para 1976, Cayo Largo del Sur -luego de muchos trasiegos e incluso dedicarse a escuela de pesca- pasó a ser parte de la Isla de Pinos (más tarde Isla de la Juventud), y se decidió convertir el lugar en un centro turístico.

La prensa cubana informaba el 24 de febrero de 1982 que Cayo Largo del Sur tenía un Hotel nombrado Isla del Sur, que aún se conserva, con 71 habitaciones, una piscina y otras instalaciones, como génesis de una espiral ascendente de la industria sin humo que se aprecia en el lugar. (Roberto F. Campos/Prensa Latina)

facebooktwittergoogle_plusmail

Conozcamos y protejamos los pastos marinos cubanos

La Habana.- Los pastos marinos, plantas de la familia de las angiospermas ampliamente distribuidos en las playas cubanas, conforman un valioso ecosistema que todos debemos conocer, para poder contribuir a su conservación y cuidado.

Muchas personas, desconocedoras del tema, confunden los pastos con algas, cuando en realidad estos pastizales sumergidos son plantas con hojas, flores, frutos y un sistema de rizomas y raíces ancladas al fondo, que se han adaptado a vivir sumergidas perennemente en agua salada.

Con una amplia distribución por casi todo el planeta, menos en el continente Antártico, este ecosistema, se encuentra solo en la franja cercana a la costa, donde llega luz suficiente, o sea, generalmente hasta 10 o 12 metros de profundidad, explica Beatriz Martínez Daranas investigadora del Centro de Investigaciones Marinas, de la Universidad de La Habana.

Señala además, que su desarrollo ocurre en fondos fangosos y arenosos de bahías, estuarios, lagunas costeras, y en otras las lagunas donde haya un bajo o una cresta arrecifal que protege la zona costera del efecto de las olas y las corrientes.

En el mundo hay solamente alrededor de 60 especies de angiospermas marinas, de las que solo seis especies aparecen en Cuba hasta la fecha, y son: Thalassiatestudinum (conocida como hierba de tortuga o seiba), Syringodium filiforme(hierba de manatí).

Halodulewrightii (hierba de bajos), Halophilaengel-manni, Halophiladecipiensy Ruppiamaritima. La más abundante es Thalassia, aunque todas juegan un rol importante en el ecosistema.

Los pastos marinos son los equivalentes bajo el mar, de los bosques de los ecosistemas terrestres pues regulan, la concentración de oxígeno y gas carbónico, producen materia orgánica de la que se alimentan muchos organismos marinos, agrega la experta.

También -dice- funcionan como hábitat, zona de cría y refugio para erizos, peces, langostas, camarones, moluscos como el cobo, así como para especies amenazadas, entre las que se destacan el manatí y las tortugas marinas.

Además son la principal vía de entrada de la energía solar a la plataforma marina, actúan como una especie de filtros naturales al retener las partículas suspendidas en el agua y absorber los nutrientes y sedimentos.

Con esto se mejora la calidad del medio marino además de actuar como estabilizadores del fondo (a lo que contribuyen sus hojas y raíces), previenen su erosión y la afectación de los arrecifes y las playas colindantes.

Los organismos con esqueletos calcáreos que viven en los seibadales (moluscos, equinodermos, crustáceos) son formadores de gran parte de las arenas de las playas. Se ha estimado que aproximadamente el 50 por ciento de la plataforma marina cubana está cubierta por pastos marinos que en algunas zonas son densos, con hojas anchas y largas, fundamentalmente en zonas bajas calmadas, cerca de los manglares, en los canalizos y lagunas costeras.

Las pérdidas de áreas de pastos marinos a nivel mundial se encuentra entre uno y dos por ciento de su superficie al año, lo que parece acelerarse en los últimos tiempos, y ello se debe a diversos factores de origen natural y antrópico (actividad humana), lo que los sitúa entre los ecosistemas más vulnerables del planeta.

Entre las causas naturales que pueden impactar sobre los pastos marinos se encuentran terremotos, erupciones volcánicas, inundaciones y oleaje por tormentas severas. También por otros organismos que compiten por el espacio, la luz y los nutrientes, el herbivorismo excesivo y algunas enfermedades.

Muchos de los problemas antes mencionados están afectando los pastos, sin embargo la protección del medio ambiente ha sido desde 1959, una preocupación tradicional del Estado cubano.

Ello se expresa en la promulgación de leyes, en la creación de instituciones científicas y en el establecimiento de sistemas de manejo que permitan la protección y el uso racional de los recursos naturales.

En los últimos 30 años se han desarrollado diversos proyectos de investigación aprobados por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), enfocados en el estudio de las características de los pastos marinos cubanos y la biodiversidad que albergan.

También dirigidos a la investigación de los problemas ambientales que los afectan, y en las propuestas de acciones para su protección y conservación, asegura la doctora Martínez Daranas.

Actualmente, el monitoreo de los pastos cubanos se favorece, al incluirse estas plantas como parte de los planes de manejo de las áreas protegidas marino costeras existentes en el país, zonas que son rectoradas por el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP).

Ejemplo de ello es el Proyecto “Aplicación de un enfoque regional al manejo de las áreas protegidas marino-costeras en la región archipiélagos del sur de Cuba” realizado entre el 2009 y el 2014 por el SNAP de conjunto con otras instituciones.

El mismo permitió el desarrollo de un manual de monitoreo para las valiosas praderas nacionales sumergidas, hecho que permitió crear una base para el establecimiento de un Sistema nacional de Monitoreo de Biodiversidad.

Afirma la investigadora Beatriz Daranas que los pastos marinos, además de brindar servicios al hombre como fuente de trabajo y recursos (pesca, turismo), forman parte del patrimonio cultural y natural de cada nación.

Estas plantas, junto con otros recursos naturales han sido utilizadas por las sociedades primitivas para diversos fines e integran valores y rasgos distintivos de nuestra naturaleza, que debemos proteger, aseguró. (Yahumila Hidalgo Ceruto/ Prensa Latina)

facebooktwittergoogle_plusmail

Apoye nuestra web

Nuestro página web se sustenta de las donaciones de los integrantes de la misma más donaciones puntuales de lectores y asociaciones.

Cualquier cantidad por muy pequeña que puede parecer constituye un ayuda a nuestra gestión. 

¿Cómo puede apoyar a nuestro portal?

Son varias las maneras de ayudarnos, pero sería posible a través de cualquiera de las siguientes formas:

  1. Patrocinio de las actividades o eventos.
  2. Hacer link y divulgación de los materiales
  3. Donación en especie de productos y/o  servicios de la empresa, equipos de computo o piezas de segunda mano.
Con PayPal es Seguro

Choose currency

Enter amount

Para mayor información de cómo pudieran ayudarnos  escribanos a elportalelbohio@gmail.com y asi puedan  conocer la forma de hacer un donativo o apoyar nuestras actividades.
Gracias…
facebooktwittergoogle_plusmail

I ra JORNADA VENEZOLANA DE ICTIOLOGÍA

INVITACIÓN
Desde  hace unos años un  grupo de docentes,  investigadores  y estudiantes del  área  de  ictiología  nos  ha  venido  rondando  la  idea  de  realizar  un encuentro  de  ictiólogos  venezolanos  en  nuestra  Universidad  de  Oriente, pionera  de  los  estudios  marinos  en  nuestro  país.  Los  investigadores  y estudiantes  de  esta  rama,  hemos  coincidido  en  congresos  generales  y algunas  veces  en  el  congreso  de  ictiología  colombiano,  no  contando  con un  espacio  dentro  de  nuestro  propio  país  que  nos  permita  afianzar  los conocimientos,  tener  una  mayor  participación  y  cooperación  dentro  de esta  área,  y  estrechar  lazos  de  amistad;  por  lo  antes  mencionado,  y  a  la experiencia  adquirida  en  la  organización  y  coordinación  de  eventos similares,  decidimos  organizar  la  “I  Jornada  Venezolana  de  Ictiología”, prevista  para  el  mes  de  julio  entre  los  días  20-23  del  presente  año,  en  la ciudad  de  Cumaná,  bajo  el  patrocinio  institucional  de  la  Universidad  de
Oriente,  a través del  Instituto  Oceanográfico  de Venezuela.
En  esta  jornada  estará  representado  todo  el  componente  relacionado  con peces,  desde  aguas  continentales  a  marinas  costeras,  insulares  u oceánicas,  desde  el  estudio  de  huevos  hasta  adultos,  abarcando  aspectos
ecológicos,  genéticos,  poblacionales,  comunitarios,  biológicos, bioquímicos,  hasta  la  piscicultura.  El  llamado  es  nacional,  se  realizará  por primera  vez  en  el  país  y  será  en  homenaje  al  destacado  ictiólogo  Fernando
Cervigón.
Solo  esperamos  que  se  sientan  incentivados  a  participar  en  este  evento,  y que  en  el  futuro  podamos  estar  realizando  el  I  Congreso  Venezolano  de Ictiología.
Saludos…
Comité organizado

AUTORIDADES UNIVERSITARIAS
Dra. Milena Bravo
Rectora
MSc.  Jesús Martínez
Vicerrector Académico
Dra. Thais Pico
Vicerrectora Administrativa
MSc.  Juan Bolaños
Secretario
Dra.  Mayré  Jiménez
Directora del IOV

facebooktwittergoogle_plusmail